Reñida fase de cuartos de final con unos marcadores ajustados

Raúl Brancaccio (ITA)

 

Alejandro Davidovich (ESP) Cuartos Los cuartos de final del Open Cruzcampo dejaron un espectáculo de calidad e igualdad sobre las pistas. El primero en pasar a la semifinal fue   Matteo Viola –360 de la ATP-, quinto cabeza de serie del torneo que venció a Roberto Ortega -355 de la ATP y cuarto en el Open- por 6-3 y 6-4. “Muy contento como fue el partido, duro. Pero hubo muchas ocasiones para los dos, estoy contento como fue mi saque”, reseñó el italiano una vez acabado el encuentro. Su adversario, destacó  que “es duro ganarle porque es muy listo compitiendo y hay que aprovechar las oportunidades para ganarle”.  El español Ortega tuvo  “seis bolas de break y no he metido ninguna, así es imposible”, lamentó.

El segundo en sellar su pase a la siguiente ronda, fue el semifinalista junior de Roland Garros  y 788 en el ranking ATP, Alejandro Davidovich. De nuevo  disputó un firme partido con Pablo Viveros -497 de la ATP- a quien superó por una diferencia mínima, 7-6 y 6-4 en el luminoso. “Ha sido el primer set cara o cruz, podía haber ganado él que ha tenido tres bolas de set, el segundo me he escapado un poco más y al final lo he cerrado”, comentó Davidovich.

Otro italiano en avanzar en el cuadro fue Raúl Brancaccio -644 de la ATP-, aunque en su caso tuvo que sufrir y llegar al tercer set, después de haberse llevado la primera manga. Con resultado final en la pista central  de 7-5, 6-2 y 7-6, Brancaccio se medirá a su compatriota Viola en la semifinal.

Matteo Viola (ITA)

De esta forma, tan sólo quedan dos jornadas para conocer el campeón de este XXII Open Cruzcampo Ciudad de Palma del Río. Aunque antes deberá celebrarse una semifinal marcado por el alto nivel que vienen demostrando cada tarde-noche los tenistas nacionales e internacionales. El cierre de individuales lo puso la victoria de Pedro Martínez -290 de la ATP- frente a un rival a la altura: el irlandés Peter Bothwell.

Raúl Brancaccio (ITA)