Buen arranque de los españoles cabeza de serie

Pedro Martínez (ESP).

 

 

Pedro Martínez (ESP).

La segunda tarde-noche de la fase final del Open Cruzcampo se inició con cuatro partidos de individuales. Uno de ellos lo protagonizó el primer cabeza de serie, Pedro Martínez – 290 de la ATP-, en la pista 1 contra el brasileño Joao Menezes -718 de la ATP-. Martínez consiguió un ajustado primer set con un 6-4 en el marcador, “llevaba mucho tiempo sin jugar en pista rápida, pero me he sentido bien la verdad. Creo que he estado a un buen nivel en el primer set”, contó el deportista al término del encuentro; un partido que ganó tras imponerse en el segundo set por 6-3. Aunque viene de jugar en tierra batida, el número  uno del Open –según su ranking ATP- aseguró haberse sentido “ muy bien”  en esa primera toma de contacto con las pistas rápidas del polideportivo de El Pandero. Su próximo rival será  Luis Diego Chávez -1626 de la ATP-.

Roberto Ortega, el cuarto cabeza de serie del torneo – 355 de la ATP- fue otro español que demostró por qué ocupa los primeros puestos en el cuadro. Con sus raquetazos, tardó 57 minutos en apear de la competición al francés Mick Lescure -577 de la ATP- bajo un marcador de 6-0 y 6-1.  “El resultado parece que ha sido fácil pero luego ha habido juegos que han sido más complicados de lo que parecen”, analizó Ortega.

 

Matteo Viola (ITA)

No sólo los cabezas de serie españoles cumplieron su papel, también los extranjeros. El italiano Mateo Viola –quinto del Open y número 360 de la ATP- venció al boliviano Federico Zeballos por 6-3 y 6-2. Por otro lado, el beninés, Alexis Klegou  -1383 de la ATP- mantuvo un intenso partido con Sergi Pérez -1414 de la ATP-, al que terminó ganando por 6-4, 7-5 y 6-4.

Roberto Ortega-Olmedo (ESP)

Por la noche, la pista central vibró con la veteranía del francés David Guez-353 de la ATP- que supo aguantar el primer set de José Antonio Dugo (6-2) y remontar en los dos siguientes por 6-1 y 6-1. El resto de ganadores individuales fueron: Frederik Nielsen, José Francisco Vidal Azorín y Pablo Vivero.

El XXII Open Cruzcampo acaba así la primera ronda, el cuadro ya contempla los clasificados para octavos de individuales. Del mismo modo, refleja  las parejas que  disputarán los cuartos de final en la modalidad de dobles.